Por Organización Editorial Mexicana


  • Reproducciones

    34

En medio de un bosque nevado, a 100 km de Riga, el lago helado de Ninieris ofrece la imagen perfecta de un plácido invierno, si no fuera por el ruido de las hélices de un dron que surge como un enjambre de abejas furiosas... tirando de 'snowboarders'.

Comentarios